El Papa Francisco

19.03.2013 20:38

 

El Papa Francisco

El miércoles fue elegido el nuevo Papa, que toma por nombre Francisco. Un nombre inédito en la lista de los papas de la Iglesia, y que supone toda una declaración de intenciones. En la reunión pastoral del viernes comentamos este acontecimiento y surgieron diversas impresiones de nuestro rector y de los feligreses. Entre todos, destacamos estos.

El nuevo Papa comienza su pontificado rezando con el pueblo reunido. Con esto expresa un sentido de eclesialidad y de comunión.

Antes de dar la bendición, pide para sí la bendición de todos los presentes. Humildemente se inclina y durante un minuto de silencio la multitud reza con él.

No se llama a sí mismo "Papa", sino siempre "obispo de Roma", esto es novedoso e indica su voluntad de ser uno más entre los pastores.

Sus primeras palabras son de reconocimiento y gratitud al anterior Papa, Benedicto.

Su cercanía a la gente, especialmente a los pobres, su estilo de vida austero, no dejan indiferente a nadie. Es un Papa que rehuye la pompa y el boato; esto ha gustado y se refleja en muchos gestos significativos.

El nombre de Francisco lo toma de Francisco de Asís, aunque también hay una referencia a Francisco Javier, el gran misionero de la orden jesuita.

Es el primer papa americano, y además jesuita. Todo esto augura un aire de cambios y renovación. En sus primeras homilías ha mostrado un lenguaje directo y un mensaje contundente: será el primero en darnos ejemplo en la nueva evangelización.

Además, el Papa tiene sentido del humor. Sus frases a los cardenales, "Dios les perdone por haberme elegido" y "han tenido que ir al fin del mundo para buscar Papa" también presagian nuevas sorpresas. 

¡El Espíritu Santo sigue soplando! Y sigue sorprendiéndonos a todos, más allá de cualquier pronóstico.